Posts etiquetados ‘adaptación al cine de cuentos’

De pequeña algunas noches mi hermano y yo nos lanzábamos a la aventura de salirnos de la cama y gatear muy silenciosamente hasta la habitación de las chicas para escondernos detrás de los sillones que había. El motivo no era otro que estar ahí, sin que nadie lo supiera e intentar aguantar cualquier sonido para que no nos pillaran, lo que hablaran de sus bobadas de adolescentes poco nos importaba. Eran unos segundos desde que decidíamos emprender el viaje hasta que llevábamos un par de minutos escondidos (a veces parecían siglos) que bien merecían los consiguientes gritos y bronca de mis padres una vez descubiertos. Pero daba igual, nos metíamos en la cama con la satisfacción de haber luchado en un guerra que ya teníamos perdida de antemano. Pero no todo eran pequeñas aventuras infantiles sino también ensoñaciones propias de una niña a la que le meten en su cabecita muchas historias de princesas, príncipes y enanitos. Dulces cuentos con happy end que a pesar de los años siguen estando presentes, aunque sean a través de la gran pantalla y con aires de renovación que mezclan la acción y la dulzura infantil.

Imagino que son modas pasajeras y que basta que un renombrado director se lance a hacer la revisión de un cuento infantil (casi siempre tienen el sello de los hermanos Grimm) para que el resto de la manada lo repitan como borreguitos. A mi, sinceramente, no es una práctica que me moleste,es más, a veces me hace mucha gracia esos cambios tan novedosos (a la vez que desastrosos) que meten en la revisión de los cuentos de siempre. Muchos estaréis pensando ahora qué películas son las que últimamente han apostado por este caballo ganador, y sí, a mi también me viene a la mente ese Alicia en el país de las Maravillas de Tim Burton.

Alicia en el país de las Maravillas

Alicia en el país de las Maravillas

Que vaya como dato previo que este director me encanta y, es más, lo incluyo en mi lista de favoritos por esa manera tan diferente, fantástica y divertida de hacer cine pero esa fábula que nos vendió de su país maravilloso me horrorizó y ni de lejos cumplió mis expectativas. Aunque bastante fiel al cuento, esa personalidad que le dio a Alicia con su consiguiente final fue para el olvido.

Pero antes de esta película yo tengo otra en mi bagaje cinematográfico que seguramente para muchos pasó totalmente desapercibida pero que a fuerza de ponerla en la televisión más de uno la habrá visto. Se trata de Por siempre jamás, la revisión de la clásica Cenicienta. Fue el resurgir de sus cenizas de Drew Barrymore (puede que sea un defecto congénito pero no suelo resistirme a ver las películas de esta chica) y para mi un acierto total su puesta de largo para el cine. Aunque con algunas incorporaciones un tanto raras (nunca entederé que pintaba Da Vinci en esa peli) Por siempre jamás se mantiene fiel al cuento permitiéndose pequeñas licencias que sólo dan frescura y un aire más actual a la historia.

Y cuidado que viene el lobo! Un horror la Caperucita Roja que nos vendió Catherine Hardwicke con esas ínfulas de película de terror que me resultó bastante ridícula además de un insulto para la dulce niña que iba a cuidar a su abuelita. Pero aquí no acaba esta fiebre infantil para los productores de cine porque el año que viene tenemos ración doble de la historia de Blancanieves. Llegan las esperadas Blancanieves y la leyenda del cazador y Mirror, mirror.

Julia Roberts contra Charlize Theron

Julia Roberts contra Charlize Theron

 

Y en estas damas negras es dónde estará el juego y se decidirá ganadora. Muchos no verán lógico estrenar dos cintas similares en el mismo año pero por las pinceladas que ya nos están soltando aunque coinciden en algún punto como hacer de Blancanieves una chica peleona, la estética y motivación serán bien diferentes. Por un lado tendremos a Theron interpretando a una reina negra, oscura y mala a rabiar a la que le dará la réplica la impasible Kristen Stewart (para mi esta chica siempre tiene la misma expresión) mientras que Roberts será la mala del cuento con un tono irónico y divertido que tendrá en Lily Collins a su blancanieves dulce y, a mi parecer, un poquito edulcorada. En una habrá un ambiente oscuro mientras que en la otra el color será la nota predominante. Los siete enanitos parece ser que harán acto de presencia en Mirror, mirror mientras que el cazador será uno de los protas de la ‘otra’ blancanieves. Eso sí, en las dos tendremos a nuestro príncipe azul 🙂 así que a lo mejor el cuento no cambia tanto!

 

Anuncios