Posts etiquetados ‘500 Días juntos’

Me matan las películas que en un alarde de innovación y modernidad incorporan todo tipo de técnicas visuales para dejar pegado al espectador y que ni siquiera su cerebro pueda procesar lo que está viendo. Es más, en el cine, en muchas ocasiones debería llevarse la máxima de ‘menos es más’ o ‘en la sencillez está el gusto’. De esta manera fijo de antemano una de mis bases a la hora de ver pelis para, en dos segundos, echarla por tierra con la peli de la que os voy a hablar. Y como en muchos aspectos de la vida, 500 Days of Summer (en España se tradujo por 500 Días juntos), es un ejercicio donde la sencillez es el pilar que sustenta todo pero que a la hora de darle forma, la cinta es un ejemplo de cómo se pueden utilizar varios recursos audiovisuales sin morir en el intento. Desde el comienzo, en la intro con los títulos de crédito, ya nos marca por dónde van a ir los tiros, y no vale acabar la peli con un sentimiento de engaño porque en las primeras frases ya nos lo avisaron: “Esto no es una historia de amor”.

500 days of Summer
500 days of Summer

El chico conoce chica, chico se enamora de chica y …etc, etc (no voy a destriparos la historia), está muy trillado y es por eso mismo por lo que 500 Days of Summer crea una historia sencilla, fresca, divertida, y un poco alejada de los estereotipos, que marca la diferencia (diría que casi abismal) con los Romeos y Julietas que plagan las carteleras. Poco puedo deciros de la historia porque la magia de la peli está en cómo está contada. Según la veía de nuevo (esta vez tengo excusa porque lo hice en inglés) descubría la dificultad que existe de enganchar al espectador y que cualquier cosa que hagas no rompa las reglas del juego que te has marcado. Si empiezo a relatar uno por uno cada recurso que se utiliza directamente pasaríais de la recomendación así que directamente hago un ejercicio de contención y os animo a descubrirlos por vosotros mismos.

Portada 500 Days of Summer
Portada 500 Days of Summer

Otra de mis afirmaciones que con esta película echo por tierra es el hecho de que en muy poquitas ocasiones el narrador omnipresente me parece que esté realmente justificado. Algo que creo que es esencial a la hora de utilizar la voz en off es introducirla desde un principio porque hay en ocasiones donde nos la plantan casi al final a modo resumen que me da la sensación de que el director se quedó sin metraje y apuró una manera facilona de hacer su ‘the end’. En mi propuesta estrella de hoy os aseguro que lo que consigue el narrador es meternos de lleno en una fábula genial además de ser el que nos introduce en los flashback de la peli.

Podría escribir, hablaros, encandilaros e insistiros hasta la saciedad para que no dejeis escapar esta cinta pero creo que con una palabra os acabado de vender 500 Days of Summer: PERFECTA. La idea de las recomendaciones van en el sentido de intentar encajar una película en un momento particular de vuestra vida. Pues bien, para mi esta historia que no es de amor, es la herramienta perfecta para sacar una sonrisa y un rollo positivo a un día un poco negro. Disfrutadla y sobre todo, dejaros llevar por este cuento moderno. Más que nunca voy a esperar vuestros comentarios!!

Mención aparte se merece la banda sonora, tanto o más buena que la película. Tiene un protagonismo absoluto y uno de los grupos que la conforman, The Smiths, es la excusa perfecta para que surja la chispa entre los dos protagonistas, Tom y Summer.

He estado dándole vueltas durante dos días qué parte negativa podría sacar de esta peli y todavía no lo tengo muy claro asi que os dejo este apartado para que vosotros me ‘abrais los ojos’ aunque os aviso, lo teneis difícil porque fue amor a primera vista 😉

Mayka Rodríguez