Los descendientes: suave drama agridulce

Publicado: 18 enero, 2012 en Estrenos, Recomendaciones
Etiquetas:, , , ,

Parecido a que un caballero con sombrero de copa y chaque sacase su guante de seda y te diera un sopapo de estos que escuecen pero no acaban de doler. Así es como te sientes cuando ves The Descendants (Los descendientes). Suave pero dura, agría pero con su punto edulcorado, sencilla pero profunda hasta el punto de dar vueltas en tu cabeza a todas las ideas que casi se pueden leer a través de los ojos de su protagonista, George Clooney. Es casi imposible olvidarte de quién está detrás de las cámaras porque su ritmo, su sensibilidad y gusto estético. Alexander Payne ya me conquistó para los restos con su Entre copas. Pocas películas las disfruté tanto como esta. Ese ritmo que para los cardiacos puede ser desesperante es casi necesario en su estilo de cintas y una vez más hace gala de ese temple y tempo personal que son sello.

Es fácil que la gente se decida a ir al cine a ver Los descendientes con toda esa hilera de premios que se está llevando. Los últimos, los Globo de Oro, antesala de los Oscar, han sido el precedente ideal  al estreno español así que no me extrañaría que subiera como la espuma en esos ránkings que a algunos les gustan tanto. El marketing es así, a veces la calidad da igual, sólo vale la publicidad que se le haya dado y las caras  bonitas de sus estrellas pero en este caso ya os anuncio que toda fama viene precedida por una cinta que, aunque dentro de un paquete pequeño, es inmensa en intensidad dramática.

George Clooney en Los descendientes

George Clooney en Los descendientes

Muchas veces el protagonista levanta toda la película y su actuación es tan inabarcable que el resto pierde toda la importancia. Clooney lo intenta hasta tal punto que casi me convence que es él todo lo que hay que ver en Los descendientes pero de repente llega un bandazo de drama o un secundario espléndido que el protagonista cede gustosamente esa categoría de intocable. Por eso, además de deciros lo mucho que me gusto en su papel de padre al que le vienen los compromisos familiares de golpe quiero destacar a Shailene Woodley (Alexandra King), que interpreta a la hija mayor de Clooney.

Es raro que un actor con tantas tablas como él se deje comer el pan (como decimos por estas tierras) por una ‘niña’ guapa que está empezando en esto del cine. Desde el principio me atrapó este personaje sobre todo al darle una dimensión diferente a la típica adolescente rebelde que tontea con el alcohol y las drogas. Al final, esta actriz (de mirada profunda donde las haya) adquiere tal importancia en el drama que no concibo a Clooney sin ella en cada uno de los planos de la película. A parte, merecida reseña se ganan casi todos los secundarios que conforman un elenco que dan credibilidad a todo el asunto.

Y así es como se da en el clavo de esa fórmula mágica para que un película te llegue sin obligarte a llorar o pasarlo mal. Te mete poco a poco en su historia y hace que quieras y entiendas a cada uno de ellos como si estuvieras  en Hawai pasando el mismo trance que ellos. Al final miras a través de los ojos de un marido, una adolescente y una niña que ven como su nexo de unión (su madre) va a desaparecer de este mundo.

Los descendientes

Los descendientes

Y no sólo es el hecho de que una figura tan importante pueda desaparecer de tu vida y te deje en una situación a la que nunca te has tenido que enfrentar. Payne, a todo esto, le añade muy sutilmente una pizca más de intensidad dramática que hace que la familia casi al completo y con algún añadido más que aporta las notas de humor necesarias para no caer en la desidia, comience una especie de viaje en búsqueda de respuestas que hace que el espectador empatice más que nunca con el protagonista y de los pasos junto a él por esas playas paradisíacas.

La música es otra protagonista más en el último trabajo de Payne. Hay veces que va tan ligada al drama que ni siquiera te das cuenta que está presente. Te acompaña durante toda la historia y la disfrutas como cualquiera de las actuaciones de sus actores. La fotografía es otro de los puntos positivos aunque es sencillo teniendo una materia prima tan increíble como es Hawai.

Llegas con los fríos invernales al pase y tardas en coger calor. Es uno de los ‘peros’ que le pongo a esta película. El director se toma su tiempo en presentar a los personajes y desencadenar el conflicto real de la cinta. Llega un momento en el que puedes desengancharte pero justo ahí llega la magia del director y sus directores.

Anuncios
comentarios
  1. Beatriz dice:

    Me la apunto para el domingo! Un besin

  2. AlfieAlfie dice:

    Creo que se toma su tempo y eso es bueno, porque hace verosimil el drama y el personaje.

  3. Hola, a mí también me gustó mucho Entre copas. Es un buen precedente para ver esta nueva peli de Payne. También lo es tu comentario. Yo haré el mío en unos días en mi blog: http://www.antoniolinde.es/blog/

Gracias por participar!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s