Archivos para enero, 2012

Ryan Gosling ha dado en el clavo. Acostumbrados a verlo en papeles donde explotaban su vena romántica, Drive ha sabido sacar todo el partido que tiene este actor y que yo hasta el momento no se lo había visto por ningún lado. Ya sabéis que poco leo sobre las pelis que me apetece mucho ver en el cine y con esta no ha sido la excepción. Es verdad que me esperaba otra cosa de esta cinta de Nicolas Winding pero tampoco estaba muy segura por dónde iban a ir los tiros. Creía que iba a ser una carrera auténtica de acción, disparos y sangre…quizá alguna historia de amor…pero mejor no darle a la cabecita y alucinar con los primeros segundos de la película.  (más…)

Anuncios

Por si alguno no ha leído mi opinión sobre The descendants comenzaba con algo así como que ver esa película era similar a la sensación que te dejaría alguien que te da con su guante de piel en toda la cara y te queda ese escozor además de una pequeña marca. Ayer cuando estaba en el preestreno de la última ganadora del festival de Sundance, Redención (Tyrannosaur), no hacía más que pensar en esa metáfora absurda que había escrito hace unos días porque si aquella película había dejado un ligero picor en mi cara ésta es como si me hubieran pegado la paliza del siglo. (más…)

Esto es el cine. Sentarte sin ningún tipo de idea preconcebida. Sin leer textos de junta letras que parece más que han sido escritos para su goce personal que por ayudar a un tercero. Vivir y sentir el séptimo arte es olvidarte dónde estas, con quién y todos los extras que hay en tu día a día. Una experiencia que si la vives de esa manera con una obra de arte sales del cine tan satisfecho que es casi imposible expresar con palabras el increíble momento que acabas de vivir. Es complicado, lo se, pero hay momentos que sucede. De verdad que existen esas películas que te transportan al séptimo cielo y que casi te dejan levitando durante unos días. The artist es la OBRA que consigue este efecto. (más…)

Parecido a que un caballero con sombrero de copa y chaque sacase su guante de seda y te diera un sopapo de estos que escuecen pero no acaban de doler. Así es como te sientes cuando ves The Descendants (Los descendientes). Suave pero dura, agría pero con su punto edulcorado, sencilla pero profunda hasta el punto de dar vueltas en tu cabeza a todas las ideas que casi se pueden leer a través de los ojos de su protagonista, George Clooney. Es casi imposible olvidarte de quién está detrás de las cámaras porque su ritmo, su sensibilidad y gusto estético. Alexander Payne ya me conquistó para los restos con su Entre copas. Pocas películas las disfruté tanto como esta. Ese ritmo que para los cardiacos puede ser desesperante es casi necesario en su estilo de cintas y una vez más hace gala de ese temple y tempo personal que son sello. (más…)

Estreno de Juan de los Muertos en los Palafox

Juan de los muertos

Y qué más da si la mandíbula no está desencajada a la perfección, o el chorretón de sangre de las camisetas de los protagonistas parece más tomate que otra cosa… o que los zombies no están del todo logrados… al final lo que tenemos en una excusa perfecta para dar un buen guantazo con la sonrisa en la cara a españoles, cubanos, americanos y todo lo que se cruce por delante. Así es Juan de los Muertos, una arriesgada cinta que se pone el mundo por montera y se ríe a más no poder del personal sin que en ningún momento te sientas ofendido. ¿Y por qué vas a poner mala cara si te lo dicen unos tipos que llevan una vida un tanto miseriosa? ‘Bastante tienen con lo que tienen’ pensarán algunos, pero, ¿de verdad creéis que nuestra vida merece más la pena que la suya en La Habana?. Ahí dejo la pregunta. (más…)

El secreto del libro de Kells

El secreto del libro de Kells

Hay momentos en los que estoy totalmente apática. Te montas en un autobús, tienes dos horas y media por delante para aburrirte, mirar el reloj millones de veces y dar alguna que otra cabezadita. Es horrible y desgraciadamente en estos últimos años me he comido muchos de esos viajes eternos que te dejan demasiado tiempo para montarte tus propias películas en la cabeza. El otro día, por estas fechas navideñas, me tocó hacer uno de esos viajes relámpago a mi ciudad y fue todo muy diferente a lo que me esperaba. (más…)