El secreto de Campanella para construir esas historias

Publicado: 7 diciembre, 2011 en Recomendaciones
Etiquetas:, , , , ,

Desgraciadamente, en muchísimas ocasiones, el tipo de vida que llevamos y el modo en el que funciona nuestra mente nos hace perdernos entre mil películas que nos dan una efímera satisfacción y así dejar de lado otras pocas (muy pocas) que se quedan en el recuerdo. En esta ocasión no puedo echar la culpa a la mala promoción, las numerosas recomendaciones de mis amigos, las buenas críticas o la falta de premios. Esta vez fue causa del abandono y pasotismo del que muchísimas veces hago gala. No tengo perdón, y menos cuando el director que la firma es Juan José Campanella. Como este mal del estrés y una vida que va demasiado rápido lo sufrimos muchos por no decir casi todos, después de ver el otro día El secreto de sus ojos, estrenada en 2009, pensé en compartir mi experiencia. Realmente me considero una amante del tipo de cine que hace este director argentino y más cuando cuenta con el ACTOR Ricardo Darín pero con esta cinta da una vuelta más de tuerca y demuestra cuál es el equilibrio perfecto entre el cine intimista y de personajes y los grandes momentos de alarde técnico. Imagino que pocos podréis decir que El hijo de la novia no forma parte de vuestro top ten y por eso mismo recurro a esta película, vista por casi todo el mundo, para hacer un símil con El secreto de sus ojos.  No se muy bien como lo hace, pero de pequeñas historias hace grandes películas y de personajes más o menos llanos hace que desde la distancia de la butaca sintamos esa empatía que tanto buscan los directores. Esa es la magia de Campanella y en el Secreto de sus ojos vuelve a mover la varita para regalarnos una gran historia.

El secreto de sus ojos

El secreto de sus ojos

Esa sensación que tuvimos en El hijo de la novia como si el director nos susurrase al oído la retoma en su último trabajo pero con una historia que superficialmente suena más fuerte y parece de mayor dimensión pero que sirve como excusa para contar lo que realmente importa que son los conflictos de los personajes. Ese toque de thriller al contar las peripecias tanto en el presente como del pasado de un funcionario de la Justicia que intenta resolver un asesinato de una joven, es el punto de giro que hasta el momento no se había visto en el argentino. Quizá con esta historia transversal que sirve para unir pasado (años 70) con la actualidad hace que la película tenga tintes más internacionales y que por eso tuviera la repercusión que tuvo en su momento. Para mi, y teniendo en cuenta que en su visión global es un trabajo magistral, es la parte que más cojea en todo el guión y que en ocasiones me parece que algunas cosas están cogidas con pinzas (cuando se da cuenta quién puede ser el asesino) pero, gracias a esta búsqueda del malo, nos ofrece una secuencia que rompe (para bien) el ritmo de la peli y que es de lo mejorcito que he visto desde hace mucho tiempo. Por eso al comienzo os hablaba del equilibrio que mantiene Campanella ya que pasa de contar una historia de amor y una implicación total del protagonista en un caso totalmente ajeno a él a un plano secuencia (casí convencida que no hay cortes) en un estadio de fútbol a reventar donde esperan encontrar al asesino.

Escena del tren de El Secreto de sus ojos

Escena del tren de El Secreto de sus ojos

Se que no descubro nada y que voy a la cola de muchos en lo que se refiere a opinar sobre esta película pero a pesar de eso me ha sido imposible resistirme a escribir sobre El secreto de sus ojos. Me gusta la historia más policíaca y ese trasfondo moral pero el amor no confesado entre los dos protagonistas es el sello de Campanella. Esa fotografía oscura que retrata a la perfección las diferencias entre pasado y presente, los diálogos que dicen todo si sabes leer entre líneas, los silencios que cuentan tanto y las actuaciones impecables, sobre todo de Darín.

Campanella da una vez más una lección magistral de construcción de personajes y cómo, con lo que les va ocurriendo, van sufriendo una transformación interna. No le hace falta recurrir a los diálogos para que el espectador se entere de lo que está pasando por sus cabezas. El plano secuencia del campo de fútbol y la actuación de Darín son motivos suficientes para dedicarle un par de horas de tu ajetreada vida.

La historia sobre el asesinato y la búsqueda del malo es la parte en la que desconectaba algo más. Me parece un poco fortuito el modo en el que Darín se da cuenta de quién podría ser el asesino de la chica y como poco a poco van consiguiendo pistas sobre su paradero.

Anuncios

Gracias por participar!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s